Business Schools Playoffs

I have been able to do some research and some deep thinking lately and I´ve managed to start shortening my target schools list (not that much actually). Thus I can provide a brief glimpse of what the Race to Round 1 Fall ´14 looks like right now. A few words on every contender.

Top seeds:

Tuck: Okay, this cannot come as a surprise. It was one of the first schools I looked into and very soon I felt for it. I love its location: having lived in Madrid for 10 years now, I believe that this kind of change (moving to an 11,000 people town) could make the experience a really different one and be real immersion experience into the MBA life. Plus, it has a great Healthcare Initiative program and doesn´t do bad in healthcare recruiting. I also want to play hockey by the way. I will be visiting in march (yeah!)

Kellogg: although its class size is not exactly small, it is located in a small town and is also a very social school  (with the advantage of being so close to such an amazing city as Chicago). It is famous for its close community and strong alumni network, just as Tuck. It has a very strong Healthcare Enterprise Management major that fits in very well with my goal of entering the pharma/biotech industry.

Fuqua: I would be proud of being part of Duke University, having been a fan of basketball and the Blue Devils all my life. Also, Fuqua is yet another example of a very strong community. Besides, it is the school that sends the greatest percentage of its students into healthcare with its Health Sector Management certificate. Furthermore, I am very interested in Peter Ubel´s class about Marketing and Public Policy.

In the hunt:

Stanford: A Harvard-like brandname. It has a smallish class and its located in the Bay Area, where many Biotech/Pharma companies are hearquartered. Besides, sunny California looks appealing: this maybe one of the few top schools where winters are not so hard. Plus: It would be great to be able to attend Stanford Cardinal football team games. Probably will move up to secure its position in the Round 1, but you never know.

Haas: Also in the Bay Area, with a small class, and with a double degree MBA/MPH program that takes only 2,5 years to complete. Probably one of the best schools/universities regarding healthcare. It is also a very social school. Nothing is actually keeping me from moving it to a top seed.

Anderson: At first, I wasn´t that much into UCLA Anderson and L.A. but when I met alumni and recent graduates they changed my mind in how I saw both L.A and the program, and made me realize what a great and close community they are. The only things that make me hesitate are the fact that it seems to be a little more local than other schools (although many of the spanish alumni had made their way back just after graduation…so much for local) and that, despite having created some specializations, as one of the recent graduates told me, healthcare was not that strong just yet.

Booth: I love the freedom Booth gives its students to select their destiny. As one Adcom put it in a recent event: ´if you are to become a business leader you should be capable of making your own decisions regarding how to shape your MBA experience´ (something like that). Chicago is a great city, with many recruiting oportunities, and although it is not a small class, almost all students live in three buildings that are close to each other thus creating the sense of a tight community. It has low recruiting numbers in the healthcare industry but a current student told me that it only means that a little more work by the student is required and every major employer in the field comes to visit the school as expected.

Wharton: Another top 5 school and with a shiny Healhcare Management major: it sends a pretty high number of its graduates (considering industry standards) into healthcare, and that is the main reason it is “up” here. It is famous for its focus in finance and it seems to be a little more competitive community than others in this list; although a student I have met said the latter wasn´t really true and that is not as finance-focused as it may seem. I don´t really like the fact that the class is like 800 students big.

Looking for a Wild Card spot:

There are some schools I haven ruled out nor moved up because I still need to do more research about them. Depending on how it develops one or two of them might climb up a few positions.

Darden, Sloan, Tepper, Yale SOM, Johnson

I will be visiting Yale (and maybe Sloan) in february, that will definitely help me make a decision.

Ruled out:

HBS: I know it is not usual to see Harvard out so soon. I think there is not another single school as well known (I think even some tribesmen from some lost island on the Pacific ocean might actually know the name), a brand name anyone would like to add to his resume, with alumni as CEOs, founders or boardmembers of many of the Fortune 500 companies. Those are powerfull reasons to go HBS all the way. But I just don´t think it´s for me. I strongly prefer a smaller class, I think it would foster a closer community and deeper relationships with both students and faculty, and isn´t that a big part of what all this is about? Also, I would rather have a wider variety of class-teaching methods.

CBS: Wouldn´t it be great to spend two years in NYC? It is, in fact, one of the most popular schools among Spaniards,  but I have to say that from the very beginning I knew I won´t apply to Columbia. Besides, from what I have learned talking to current students, its community is not as close as in other schools, with students living all around the city. It would be a great choice if I had a clear focus in finance, which I have not.

Of course, the BS Playoffs are on a very early stage yet. My intention is to select 5 or 6 to apply next year in Rounds 1 and 2, although depending on how it goes, that number could grow or decrease a bit.

Stay tunned to see how the playoffs develop. Looks like March Madness is on its way.

Anuncios

Eventos de MIT Sloan y Wharton

La semana pasada asistí a mis dos primeros “eventos MBA”, fueron la presentación del MIT Sloan por parte del equipo de admisiones de la escuela y un”Coffee Chat” con una alumno de Wharton.

MIT Sloan

El primero se celebró en el hotel Hesperia de Madrid. Antes de entrar, tenían disponibles toda la información y folletos sobre cada uno de los programas ofertados por la escuela (MBA, MFin…), y una vez en la sala se proyectaba un video sobre todo lo relacionado con el MIT: Boston, los programas, la vida estudiantil… lo cual servia para matar el tiempo hasta que empezara la presentación. El evento como tal, tuvo tres partes. La primera, una presentación por parte de dos miembros del equipo de admisiones de la escuela, muy corta, y en la que repasaron los detalles y características de la escuela, el MBA, MFin y LGO, así como lo que se esperaba de los candidatos que pensasen aplicar al MIT, pasando, punto por punto, por cada una de las fases del proceso de admisión. Me sorprendió (no había hecho del todo bien mis deberes, supongo, aunque para eso también sirven estos eventos) que sí comentaron que el TOEFL (exámen de inglés que requieren la mayor parte de las escuelas como prueba de tu nivel) no era necesario para la admisión, pues el nivel de inglés del candidato se evalúa en la propia entrevista. De la misma, por cierto, dejaron claro que sólo son realizadas por el propio personal del departamento de admisiones de la escuela, al contrario que en muchas otras escuelas en las que las entrevistas off-campus, las hacen ex-alumnos.

Tras esta breve introducción al MIT y concretamente a su escuela Sloan, 6 ex-alumnos de la misma que habían realizado el MBA entre finales de los noventa y mediados de los 2000, así como un alumno actual que acaba de terminar su primer año, compartieron sus experiencias durante esos 2 años. Cada uno comenzó presentándose y señalando el año de su graduación, comentando brevemente qué hacía antes de entrar en Sloan, en qué trabajó justo después y que hacía actualmente; y para terminar, cada uno compartía el detalle o hecho que más destacaría de la escuela. Lo que más me llamó la atención fue que todos destacaron, de una manera u otra, el carácter social de la escuela, la gente que habían conocido y el beneficio no sólo personal sino, por supuesto, profesional que habían obtenido de ello. Incluso muchos señalaron que eso era lo más importante del MBA, el tiempo que pasabas con tus compañeros, mucho más que lo estrictamente académico. Asimismo, todos dejaron claro que hacer el MBA en el MIT había sido fundamental para llegar donde habían llegado, no sólo por abrir puertas, sino también (los emprendedores) por dar la confianza para ser capaz de  “hacer algo por tu cuenta”, que alguno señaló no se hubiera quizá atrevido de no haber puesto allí las bases teóricas y prácticas, poniendo de manifiesto que esa es una de las ramas más importantes en el programa MBA del MIT. Como hecho curioso, la mitad de los ex-alumnos habían trabajado en McKinsey antes o después del MBA (varios, tanto antes como después),  lo cual arrancó alguna carcajada durante las presentaciones, claro, y, más tarde, alguna pregunta jocosa del tipo “¿Se puede entrar sin ser de McKinsey?”. Pero bromas aparte, eso lo que deja claro es la estrecha relación de algunas empresas con este tipo de escuelas y programas, y las oportunidades que las mismas representan para los estudiantes que se gradúan.

La última parte del evento, consistió en un pequeño cocktail en el que los asistentes teníamos la oportunidad de hablar con calma con los diferentes e-alumnos y alumnos allí presentes, los miembros de admisiones o con otras personas interesadas en la escuela. Es  la parte del evento más interesante, precisamente porque puedes preguntar  y comentar cosas específicas que más te interesan a gente que ha estado o está ah,í así como compartir experiencias e impresiones con otros en la misma situación que tú. De hecho, yo me llevé algunos contactos muy valiosos.

MIT Sloan

The Wharton School

El evento de Wharton fue bastante diferente al del MIT pues consistía simplemente en charlar con un estudiante actual mientras se toma un café. Un evento más informal, mucho más íntimo (fuimos 5 asistentes, además del estudiante que organizaba el evento). Durante la hora y media larga que estuvimos, repasamos todos los temas relacionados con el MBA: desde el GMAT, ensayos o entrevista, hasta la vida en la ciudad de Filadelfia, que es bastante más desconocida que otras ciudades de la costa Este, más allá de su nombre. En cuanto a la admisión, dejó claro que hay que trabajarla mucho y si es con bastante tiempo mejor. Si comentó, como detalle interesante, que a Wharton le interesa admitir a más estudiantes españoles pues quiere darse a conocer más en Europa donde no tiene el nombre de Harvard o Stanford, de las que no está tan lejos en Estados Unidos en lo que a prestigio se refiere.

Tengo que reconocer que me llevé una imagen algo diferente de Wharton de la que esperaba. La impresión que tenía (por lo que había oído hasta ahora) era que se trataba de una escuela muy competitiva y sin embargo, según íbamos hablando, Borja (así se llama el estudiante) fue dejando su opinión de que no era tal el caso, que había bastante colaboración entre los estudiantes y aquello no era ninguna selva. Además, muy en sintonía con lo que los alumnos del MIT habían contado, hizo mucho énfasis en la cantidad de actividades, eventos, viajes… que se organizan entre los estudiantes, de tal forma que todos los días hay algo que hacer, a parte de ir a clase y estudiar y hay que aprender a gestionar tu agenda.

Muy importante fue su visión de las oportunidades profesionales después de terminar el MBA, que él considera son muy superiores en Estados Unidos, incluso en otros países de Europa, que las que hay en España. Éste es un punto muy interesante a considerar, teniendo en cuenta que a la hora de elegir una escuela un factor importante es dónde quieres trabajar, y que uno de los objetivos del MBA es aumentar tu valor profesional.

En definitiva, ambas experiencias fueron muy positivas y coincido con lo que me habían comentado previamente de lo importante que es asistir a estos eventos cuando estás pensando en solicitar admisión a un MBA pues te da la oportunidad de conocer a los miembros de admisiones (importante ver cuáles son su propias opiniones sobre el proceso) y compartir impresiones con gente que ya lo hizo antes que tú y te va a dar una visión “interna” que no podrías tener de otra forma. Tanto es así que ya me he apuntado para la de Chicago Booth el 9 de septiembre.

The Wharton School

Avances

Después de muchos días, ya era hora de volver a escribir algo. Y lo hago al menos con ciertas novedades/avances en todos y cada uno de los “proyectos” que tengo en mente o empezados.

En primer lugar, estoy un paso más cerca de sellar mi “Master of Science” al haber terminado mi última asignatura (por fin!). y estar empezando la escritura de mi trabajo de fin de máster, en el cual ya llevo un tiempo trabajando y cuyo tema principal es el tratamiento anti-TNF usado para tratar enfermedades reumáticas. Con respecto a esa última asignatura (Educación Nutricional), si bien no es la disciplina que más me apasiona, me resultó interesante porque teníamos que elaborar desde cero una campaña de educación nutricional o alimentaria. Hay que decir, que los alumnos suelen ser bastante creativos e incluso en años anteriores hay quien ha hecho de esta campaña, en principio ficticia, una realidad. En nuestro grupo, aunque mi primera sugerencia fue diseñar un programa adaptado a una patología o enfermedad (dándome la oportunidad de ponerlo en práctica en mi hospital), acabamos por elaborar un plan relacionado con el desperdicio de alimentos en los hogares españoles. No era un tema fácil, por ser atípico y demasiado amplio, aunque precisamente por eso a la hora de presentarlo nos felicitaron, por ser originales y haber sabido concretar el tema, las fases y población diana. Aún así, me quedé con ganas de desarrollar un programa orientado a pacientes con SIDA o fibrosis quística, que me parecían muy interesantes y, como he dicho, más aplicables con nuestro medios reales.

En cuanto al GMAT, me dedicaré casi de llenó a él en cuanto haya presentado el proyecto. Ya tengo fecha para el examen, el 30 de octubre, 2 meses después de terminar el curso de preparación al que asistiré del 22 de agosto al 1 de septiembre. El hecho de tener la fecha hace que de alguna forma el examen empiece a ser una realidad, y que ya haya que tomárselo en serio. En total, teniendo en cuenta que espero empezar con el estudio (o la adaptación a él) poco a poco desde principios de agosto, antes del curso, serán unos tres mes de preparación. Según he ido viendo, ese es el tiempo medio de dedicación al mismo aunque, claro está, el tiempo necesario para presentarse con garantías varía con cada persona.

El hecho de hacer o no un curso de preparación también depende de la persona, de la capacidad y dedicación de cada uno. Yo he decidido apuntarme porque teniendo en cuenta lo complicado del proceso de admisión a un MBA, toda ayuda y todo lo que se pueda poner a tu favor hay que aprovecharlo. Por eso he decidido asistir al curso de “GMAT classes”en Madrid, que varios conocidos me han recomendado.

Por otro lado, este mes visitan Madrid dos de los programas top de Estados Unidos, MIT Sloan (19 de junio) y UPenn Wharton (21 de junio, provisionalmente), y como no podía ser de otra manera, en cuanto lo supe me inscribí para ambos eventos. En el “MIT Sloan-on-the-Road”, vienen responsables de admisiones y alumni de la escuela a hablar sobre sus programas y es una oportunidad para conocerlos, poder preguntar dudas y hacer networking, no sólo con miembros de la escuela, sino con otros posibles candidatos. El evento de Wharton está organizado por alumnos de la escuela; el objetivo es el mismo, aprender y obtener información de primera mano acerca de todo lo relacionado con la escuela, aunque, parece, será un evento más informal. En cualquier caso, serán una buena oportunidad para ampliar mi conocimiento sobre esos dos programas y tener más información para decidir llegado el momento. Lo cual también quiere decir que tengo que llevar mis ideas sobre ambas escuelas bastante frescas para poder hacer las preguntas adecuadas y obtener las respuestas que realmente me sirvan para evaluar como se adapta cada programa a mis intereses y yo a los mimos.