Why an MBA?

Parece lógico que sea la primera pregunta que te hagas antes de meterse de lleno en la carrera de fondo que es entrar en un programa MBA de una top B-school (o de cualquiera), porque el esfuerzo, tiempo y dinero invertido, antes siquiera de estar cerca de pisar un aula, es enorme. No sólo eso, sino que todas las escuelas de negocios en las que solicites admisión, en un momento u otro, antes o después, van a hacerte esta pregunta.

Las razones para decantarse por el MBA son muy diversas; mucha gente lo hace por el impulso que puede suponer para su carrera, otras muchas personas quieren cambiar de sector de trabajo, o de país…algunos incluso lo que más valoran es la propia experiencia de hacerlo.

En mi caso, todas las razones mencionadas arriba tienen un peso.  Siendo farmacéutico y trabajando en un hospital, está claro que no parece el camino más recto; pero siempre me ha llamado la atención el mundo empresarial (en sentido amplio), bien trabajar para alguna empresa de “mi sector”, incluso la idea de poder montar una yo mismo…vamos, un “career switch” en toda regla. Además, pienso que esta formación en un área tan diferente de la que parto, aporta valor añadido y realmente me apetece la oportunidad de estudiar en una de las mejores universidades de Estados Unidos (Stanford, MIT, Darmouth, Berkeley…para muchos son un sueño).

Por esta razón empecé a considerar la posibilidad del MBA cuando terminase la residencia, aunque al principio ni siquiera sabía si alguien con mi formación previa podría hacerlo, o si me sería útil. Entonces, tuve la suerte de poder asistir a una pequeña sesión que impartió una preparador de admisiones a un MBA (lo que se conoce como admissions consultant) y  de informame sobre el proceso (empezar a entender lo que realmente cuesta), y ver que, en mi caso, efectivamente podría ser útil si quería trabajar en una empresa farmacéutica, biotecnológica o servicios de salud en general management. Incluso, que podría abrir nuevos objetivos, pues un MBA no delimita tus opciones posteriores a aquellas carreras más relacionadas con tu background previo.

A partir de ahí, empecé un proceso de investigación sobre las escuelas de negocios, los programas, el tan temido GMAT, opiniones de alumnos…Y, lejos de intimidarme, sirvió para terminar de considerar un MBA una muy seria opción cuando termine la residencia y para que, más allá de las oportunidades que pueda abrir, me apetezca vivir la propia experiencia de pasar dos años en Estados Unidos, en una unviersidad de prestigio, aprendiendo de algunos de los mejores profesores (y compañeros) y acerca de materias, algunas, tan “nuevas” para mí.

En definitiva, un cambio de carrera, múltiples oportunidades, un nuevo país, una gran experiencia…that is why.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s